Ya ha llegado el frío, y si hay una parte de nuestro cuerpo que sufra las consecuencias de la bajada de temperaturas son nuestros labios. Como os hemos comentado en alguna ocasión, estos siempre están a la intemperie, lo que les hace más vulnerables a los efectos del invierno.

No importa que pongamos todo nuestro empeño en cuidar el maquillaje, si nuestros labios se encuentran resecos, y agrietados. Con la llegada del frío se acentúa la importancia de ser constantes con nuestros tratamientos labiales. Y, ojo, es importante empezar a cuidarlos desde que notamos que comienzan a deteriorarse, porque los ingredientes serán muchos más efectivos, que si ya se encuentran demasiado deteriorados.

¿Qué les sucede a tus labios con el frío?

Con la bajada de las temperaturas nuestros labios se rinden a las inclemencias del frío, ¿Sabes qué les sucede?

 1. Sufren sangrado: Cuando los labios se encuentran demasiado deshidratados, se forman grietas o heridas y comienzan a sangrar. Este es su síntoma muy molesto porque provoca escozor.

  2. Descamación: Para evitar esta descamación tan típica de las épocas de frío, es necesario que exfoliemos los labios y los hidratemos a diario, con el fin de eliminar todas las pieles muertas que se acumulan en ellos.

  3. Se queman: La razón por la que los labios se queman en invierno es el resultado de la incidencia del sol con el viento frío, que causa estragos en la delicada piel de esta zona de nuestro cuerpo.

  4. Pieles muertas: La sequedad produce pieles muertas, que además de molestas, no son precisamente bonitas. Esta es la razón por la que los expertos de Blistex aconsejan en la revista Cosmopolitan que en estos casos no pintemos los labios de colores oscuros.

  5. Deshidratación:   Cuando los labios no tienen la suficiente cantidad de agua para estar sanos, su aspecto es reseco y arrugados. ¿La solución? Beber cerca de dos litros de agua a diario, que además de en esto, te beneficiará en otros muchos aspectos. Esto hace que aumente la humedad en los labios, y estos se encuentren más suaves.

Cómo cuidar tus labios en invierno

Lo primero que debemos tener claro es que, si queremos unos labios bien hidratados y sin ningún tipo de daño, como los que os hemos hablado anteriormente, debemos ser constantes y dedicarles unos minutos al día. Tranquilo, porque no son necesarios grandes esfuerzos para ver resultados:

Usa protectores solares y bálsamos labiales: esto hay que hacerlo durante todo el año, pero, especialmente en los meses de invierno.

Lleva una dieta rica en vitaminas: No olvides los vegetales verdes, naranja, champiñones, zanahoria, así como los huevos, entre otros.

Bebe mucha agua: Para mantener la piel sana e hidratada es necesario tomar gran cantidad de líquidos.

Aplica compresas frías de manzanilla: este es un consejo casero muy útil para mantener los labios hidratados en invierno. Posteriormente, es necesario utilizar vaselina antes de ir a la cama.

En las farmacias encontrarás tratamientos labiales muy útiles y de calidad para unos labios sanos en invierno. Encuentra la farmacia más cercana con nuestra APP, o consíguelos rápidamente gracias al Pedido Exprés

banner app Farmacias.com

Otros artículos que te pueden interesar:

Ser hombre no te va a librar de las arrugas.

5 pasos de belleza que no te puedes saltar.

¿Dormir con maquillaje envejece la piel?