El auge que ha tenido con la llegada de internet el mundo de la salud en general, hace que esto se convierta en una peligrosa arma de doble filo. Por un lado, la red promueve de manera activa la interacción personal entre médicos y pacientes, creando foros de discusión en los que personas de ambos ámbitos pueden intercambiar información u opiniones. Además, también es fácil encontrar una serie de páginas web encaminadas a tratar de dar consejos que ayuden a mejorar la salud de quienes las visitan.

Pero, por otro lado, internet es como el resto de cosas, todo depende del uso que queramos darle. Y, como en otras muchas cosas, no siempre es el idóneo y muchas veces acabamos siendo víctimas de falsedades, medias verdades o verdades interesadas. Esto ha llevado a que surja un nuevo problema, que hasta hace unos años es cierto que se daba, pero en mucha menor medida. Se trata de los autodiagnósticos médicos.

Es verdad que hace 20 o 30 años también se daba este fenómeno, pero con peculiaridades distintas a las que se dan en pleno siglo XXI. Nuestros padres o abuelos que crecieron sin internet a su alcance también practicaban los autodiagnósticos médicos, pero la cantidad de información o de fuentes que tenían a su alcance era infinitamente menor. Mi padre dice, pues mi primo me ha dicho, mi sobrina tomó… eran algunas de las frases con las que comenzaban estos autodiagnósticos médicos.

Ahora, tenemos a nuestro alcance millares de páginas con supuesta información, por supuestos expertos que supuestamente funciona. Es todo demasiado suponer. El mal uso que muchas personas le dan a la red hace que otros tantos caigan en su trampa, creyendo todo lo que leen o ven en redes sociales. Por eso, vamos a ver algunos problemas que se pueden derivar de los autodiagnósticos médicos y los riesgos que ello puede acarrear a la salud.

Problemas y riesgos de los autodiagnósticos médicos

Hace unas semanas ya hablábamos en Farmacias.com del gran peligro de la automedicación, ya que expertos afirman que el consumo de antibióticos será la principal causa de muerte en el año 2050 (aunque el auto consumo no es el único riesgo). Vamos a ver cuáles son los peligros de los autodiagnósticos médicos en uno mismo:

  1. Creer que no es necesario ir al médico: sin duda, primer y gran peligro de los autodiagnósticos médicos. Al leer en multitud de páginas artículos sobre las consecuencias o síntomas de tal dolencia, se tiende a creer que en internet se pueden encontrar todas las respuestas y que no es necesario malgastar nuestro preciado tiempo en visitar a un profesional médico. Error, y grande. Solo los profesionales médicos están capacitados para dar un veredicto certero, y para ello es necesario que te tengan delante, aunque sea a través de la cámara web.
  2. Diagnóstico equivocado: y conlleva más peligros de los que a primera vista pudiera parecer. Si a raíz de los diagnósticos médicos creemos tener alguna patología y decidimos automedicarnos, además de no curar en primer lugar la que creíamos tener, estos medicamentos que ingerimos pueden producir peores efectos aún. La única manera fiable de escapar de este peligro es acudiendo a la consulta de un profesional médico.
  3. Tratamiento incorrecto: como comentábamos en el punto anterior, los autodiagnósticos médicos suelen acabar en automedicación. De esta manera las personas pueden comenzar a tratarse a si mismas con métodos que de ninguna manera funcionarán, ineficientes o, incluso, pueden causar más daños que reparaciones.
  4. Eres un nuevo hipocondríaco: muchas de las búsquedas que se realizan a través de los buscadores de internet arrojan informaciones que podrían llevar al más calmado a entrar en pánico. Miles de páginas con distintas experiencias nos muestran como son los síntomas de ciertas enfermedades, creyendo que es lo que tenemos. Pero, nada más alejado de la realidad, ya que al no ser profesional médico no hay certeza de que se trate de la misma dolencia. Así puedes acabar confundiendo un dolor de cabeza con un tumor cerebral o un simple dolor de estómago con un ataque al corazón.
  5. Consumo de medicamentos no adecuados: los autodiagnósticos médicos acaban casi irremediablemente en auto medicación. Peligroso hoy en día, ya que podemos encontrar on-line multitud de páginas web que ofrecen la venta de supuestos medicamentos que no siempre son lo que prometen. No han pasado controles de calidad, pueden contener activos diferentes a los que promete o, incluso, pueden contener ingredientes tóxicos. Estos pueden hacer que no solo no aporte ningún beneficio contra nuestra dolencia, sino que puede provocar síntomas aún más graves.

Como puedes ver los riesgos de los autodiagnósticos médicos no son pequeños. En caso de que creas que puedes estar sufriendo alguna dolencia o patología acude de manera inmediata a la consulta de un profesional médico. Este es el consejo de Farmacias.com, ya que solo de esta forma conseguirás estar cien por cien seguro de que tu salud está en buenas manos.


banner app Farmacias.com

Otros artículos que te pueden interesar:

- Medicamentos fotosensibles: un riesgo en verano

- El uso de medicamentos en caso de ola de calor

- Medicinas creadas con impresoras 3D