Estamos en época de fiestas y nuestro descanso se ve mermado por las reuniones familiares y con amigos que afecta a la calidad del sueño apareciendo así el temido insomnio. La Navidad y Año Nuevo nos hace trasnochar, pero también nos trae atracones y comidas pesadas ademas de estrés que favorecen el no poder dormir bien.

El insomnio aparece por diversas causas y es importante analizar cómo podemos mejorar para conseguir un buen descanso. Existen 4 factores que afectan el intentar dormir adecuadamente.

Alimentación

Es importante conocer que una mala alimentación puede hacernos padecer insomnio. La composición de los alimentos como los cereales, alimentos procesados con altos niveles de azúcar o la cafeína, afectan enormemente el descanso. Seguir una dieta sana y equilibrada es lo recomendable (aunque es difícil con los turrones y mantecados). Podremos permitirnos algún lujo y no privarnos de algún capricho, pero debemos evitar siempre los excesos y las comidas copiosas antes de irnos a la cama. Eso evitará la aparición del insomnio.

Excitantes

Las bebidas con cafeína y el alcohol desajustan nuestra rutina de dormir y es bueno controlar los excesos si queremos combatir el insomnio.

Horarios

Es época de reuniones y fiestas con familia y amigos. Hábitos a los que no solemos estar acostumbrados y alteran nuestra rutina. Detectar cuándo es momento de irse a dormir es recomendable, y hacerlo al menos entre las  6 y 8 horas diarias al día recomendadas. 

Estrés

La Navidad puede producir estrés a algunas personas. Reunir a la familia, pensar en el menú, comprar regalos, falta de tiempo… Presiones que afectan directamente al sueño y no nos permite descansar como es debido.

Intentar estar lo más relajados posibles nos hará dormir plácidamente y del tirón.

.

Si aún así no conseguimos conciliar el sueño en Farmacias.com podrás encontrar productos especializados para el insomnio y relajarnos:

Insomnio

.

Que la Navidad no te quite el sueño. Disfruta de las fiestas, tu familia y amigos y sobre todo, del sueño. 

El insomnio no es una opción. 

¡FELIZ NAVIDAD!