SPF o FPS, unas letras que habrás visto en multitud de productos tanto de protección como de cosmética. ¿Pero a qué se refiere? Hace referencia al factor de protección solar que proporciona un producto. Con el verano echándose encima, comienzan los preparativos para broncear, siempre de manera segura, el cuerpo por lo que vamos a ver algunos consejos para proteger la piel de manera correcta.

Qué es el Factor de Protección Solar

El factor de protección solar, conocido por sus siglas en inglés como SPF, es un número que señala el tiempo que dicho producto mantiene defendida la piel frente a los efectos nocivos del sol.

Por ejemplo, si una persona se puede exponer al sol el primer día durante 10 minutos sin que la piel sufra ninguna consecuencia negativa, como rojeces o quemaduras, un factor de protección solar 15 usado de manera adecuada será capaz de proteger la piel del sol durante 150 minutos.

Aunque se calcula con los 10 minutos multiplicado por el número de factor de protección solar, realmente no es tan correlativo como puede parecer.

Renovar la protección cada 2 horas al menos

Según estos datos, una protección solar con factor de protección solar 50 debería proteger durante 8 horas. Por eso a muchas personas le extrañará la tan recurrente recomendación de renovar la protección solar cada dos horas.

En este sentido actúan varios aspectos a tener en cuenta. El primero es que cada persona tiene un grado de absorción distinto. Es más, incluso en el propio cuerpo hay zonas que son mucho más delicadas que otras, como por ejemplo los sitios donde la piel es mucho más fina.

Otros factores son que en estas dos horas en las que está actuando el factor de protección solar, nos tocamos la piel, sudamos o nos damos un baño, lo que hace que la protección solar se diluya y pierda su efecto.

Es importante recordar que cada persona y cada tipo de piel son diferentes por lo que en la mayoría de campañas de concienciación sobre la protección solar que se hacen, se generaliza la información para que pueda llegar a una mayoría de la población.

Qué factor de protección solar elegir

Como hemos visto, son varios los factores que influyen a la hora de elegir la protección adecuada para cada piel. Por eso, es importante prestar atención al fototipo de cada piel. Pero ¿qué es el fototipo?

Este indicador cutáneo viene determinado por ciertas características de la piel, como son la pigmentación de la piel, los ojos, el cabello o la capacidad que tiene la piel para broncearse.

Todo esto será lo que determine qué fototipo es la piel de cada persona, a lo que hay que sumarle la sensibilidad de cada una a la radiación ultravioleta y el enrojecimiento.

Los diferentes fototipos

- Fototipo I: son las pieles más pálidas, como por ejemplo la de los pelirrojos. Se queman con mucha facilidad y les cuesta mucho alcanzar un bronceado bonito. Muchos sufren incluso reacciones alérgicas a los efectos del sol, por lo que deben apostar por un factor de protección muy alto o incluso especial para pieles alérgicas.

- Fototipo II: las pieles blancas y sensibles. Suele coincidir con personas de cabello rubio o muy claro y también pueden sufrir reacciones alérgicas. Les cuesta mucho alcanzar un bronceado bonito.

- Fototipo III: pieles con un color intermedio y que son capaces de broncearse aunque sea un poco. Suele coincidir con las personas que tienen el cabello de color castaño.

- Fototipo IV: corresponde con las pieles oscuras y que tienen el pelo negro. Tienen una gran facilidad para alcanzar el bronceado rápido. Estos tendrán que usar un factor de protección solar menor que los anteriores.

- Fototipo V: se caracterizan por ser incluso un poco más oscuras que las anteriores. Consiguen el bronceado muy fácil.

- Fototipo VI: se trata de las personas negras y que necesitan menos protección que las demás, pero aún así también necesitan protegerse para evitar efectos nocivos del sol.

En caso de que tengas dudas sobre qué fototipo es tu piel, solo tienes que acudir a tu farmacia más cercana y pedirles a sus profesionales que te aconsejen sobre los productos más indicados para tu piel. Como consejo, los primeros días que tomes el sol comienza con un factor de protección solar muy alto y ve bajándolo conforme avancen los días.

banner app Farmacias.com