Sonreír es el mejor regalo y es que la Navidad está a la vuelta de la esquina, reuniones familiares, comida con amigos… la felicidad está en el ambiente y es el mejor momento para sonreír en las fotos. Pero no solo hay que hacerlo para aparecer guapos en las fotos, la sonrisa trae muchos beneficios.

Sonreír nos hace más felices

Cuando sonreímos liberamos una hormona llamada serotonina que se encarga de levantar el ánimo y mejorar nuestro humor. Cuando estamos tristes favorecemos la depresión. Sonreír aleja estos pensamientos negativos haciéndonos más optimistas.

Sonreír para hacer amigos

Cuando las personas nos ven sonreír resultamos más agradables y cercanos. Este gesto ayuda a entablar relaciones sociales y vínculos más fuertes y saludables. Mantener relaciones sociales es muy beneficioso para nuestra salud mental y mejorar nuestro autoestima.

Sonreír reduce el estrés

Sonreír ayuda a tener una frecuencia cardíaca baja que ayuda a controlar la presión para reduce el estrés. La sonrisa favorece la liberación de neuropéptidos que son unos neurotransmisores que ayudan a que las neuronas funcionen mejor y podamos pensar de manera más clara.

 

Sonreír ayuda a tu corazón

Al principio, cuando una persona sonríe , la frecuencia cardíaca aumenta y poco después pasamos por un período de relajación muscular. Al disminuir la frecuencia y la presión arterial ayudamos a reducir la probabilidad de padecer enfermedades coronarias.

Sonreír nos ayuda a combatir enfermedades

Sabemos ya que sonreír aleja los malos pensamientos y liberamos la hormona de la felicidad. Esto hace que nuestro cuerpo pueda combatir las enfermedades de dos formas: una, palía el dolor actuando como analgésico al liberar unas hormonas y aumentando nuestro umbral del dolor haciéndonos más tolerantes al mismo.

Sonreír alarga la vida

Según un estudio realizado en 2010 por la revista Psychological Science las personas que sonreían con mayor asiduidad y eran más optimistas eran más longevas. Sonreír ayudaban a vivir una media de 4 a 6 años.

Sonreír es contagioso

Los seres humanos tendemos a copiar los gestos faciales y sonreír, como bostezar, es altamente contagioso, por lo que los que están a tu alrededor también los beneficia a ellos.

Sé feliz y demuéstralo cuidando y mimando tu sonrisa con estos productos de salud bucodental.

Dientes blancos y sanos

Sonreír nos hace felices y optimistas, reduce la depresión y vivimos más años. Sonríe a la vida y contagia felicidad.