Estamos acostumbrados a visitar a nuestro médico cuando estamos enfermos, si no es nada grave, acudimos a nuestra farmacia de confianza en busca de los medicamentos correspondientes, pero si necesitamos pasar un tiempo por el hospital nos saltamos la visita a la botica, en este caso ¿quién se encarga de suministrarnos las medicinas en los hospitales?.

La farmacia del hospital

Mª Ángeles Ocaña Gómez es una de esas farmacéuticas a la sombra que vela por la salud de los pacientes hospitalizados. Desde el año 1992, Mª Ángeles trabaja para el Servicio Canario de Salud, actualmente desempeña su labor como farmacéutica en el Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria en Santa Cruz de Tenerife

La farmacéutica nos cuenta que su primera opción siempre fue una carrera de ciencias y, dentro de la rama sanitaria, la Facultad de Farmacia en Granada era una de las que más le gustaba, “siempre me ha llamado la atención la farmacia comunitaria” añade Mª Ángeles, que nos cuenta que de no haberse dedicado al mundo de la salud, la arquitectura hubiese sido su segunda opción.

Mª Ángeles recuerda sus años universitarios como una época estupenda “tuve la suerte de estudiar en Granada, dónde el ambiente estudiantil es buenísimo, la Universidad de Granada es una de las primeras de España, tiene casi quinientos años de historia y es considerada por ello como una de las universidades históricas de España, eso ha influido mucho en el desarrollo de la ciudad”.

Para llegar hasta donde está hoy Mª Ángeles tuvo que trabajar duro, completar la carrera y realizar la especialidad de Farmacia Hospitalaria en Tenerife, pero, como ocurre hoy en día, la situación laboral que se encontró esta farmacéutica no era la más halagüeña, “cuando acabé la especialidad la oferta de empleo no era buena y salió una sustitución por baja maternal en el Hospital General de Fuerteventura, pero más tarde conseguí mi plaza por oposición”, nos explica.

farmaciahospitalaria2

Como sucede en muchos casos, durante la etapa de estudiante no nos llegamos a plantear los giros que la vida puede dar hasta llegar a un empleo en el que se satisfagan nuestras expectativas, esto le sucedió a Mª Ángeles, que en sus años de carrera en Granada nunca se imaginó trabajando como farmacéutica en un hospital.

Lo que si tuvo claro era que “desde que terminé la especialidad sabía que iba a tener más posibilidades de trabajo en un Hospital de Canarias que en cualquier hospital de otra comunidad dónde se formaban otros especialistas”.

Habrá quienes se pregunten en qué consiste el trabajo en una farmacia hospitalaria, Mª Ángeles nos explica que la farmacia de un hospital está abierta las 24 horas, ya que la demanda puede surgir en cualquier momento. Las dispensaciones están programadas en el caso de los pacientes ingresados y, en el servicio de urgencias, recalca la farmacéutica, que tienen que estar preparados para la demanda y situaciones urgentes.

El horario de guardias varía de unos hospitales a otros, según las necesidades y la plantilla de farmacéuticos. Siempre que la farmacia esté abierta, legalmente, tiene que haber un farmacéutico.

Son numerosas las actividades que durante todo el día debe llevar a cabo el equipo de personas que trabajan en la farmacia de un hospital. Deben interpretar y validar las prescripciones médicas de los pacientes en plantas con el  Sistema  de Dispensación en Dosis Unitarias; en las plantas con prescripción electrónica es necesario que revisen las devoluciones de medicamentos; como la nadie es perfecto y los médicos también se equivocan, entre las funciones de estos profesionales están las de detectar los errores de medicación.

En estas farmacias también se realiza la preparación de fórmulas magistrales además de gestionar la disponibilidad de medicamentos mediante préstamos entre hospitales o mediante otras gestiones (adquisición a farmacias de guardia, Cooperativa Farmacéutica, etc).

Para Mª Ánegeles, la esencia de un farmacéutico de hospital y otro de farmacia comunitaria es la misma. Si hablamos de las funciones de los farmacéuticos, son las mismas, se diferencia el ámbito dónde se desarrollan” apunta.

En La LEY 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. En el TITULO VI: Del uso racional de los medicamentos de uso humano, hay dos capítulos, en los que se establecen las funciones del farmacéutico comunitario y el de hospital, podemos decir que las funciones y responsabilidades son las mismas:

  • Adquisición, correcta conservación, cobertura de las necesidades, custodia, preparación de formulas magistrales o preparados oficinales y dispensación de los medicamentos precisos para las actividades intrahospitalarias y de aquellos otros, para tratamientos extrahospitalarios, que requieran una particular vigilancia, supervision y control.
  • Distribución de medicamentos, garantizar su correcta administración, custodiar y dispensar los productos en fase de investigación clínica y velar por el cumplimiento de la legislación sobre medicamentos de sustancias psicoactivas o de cualquier otro medicamento que requiera un control especial.
  • Establecer un servicio de información de medicamentos, un sistema de farmacovigilancia, realizar estudios sistemáticos de utilización de medicamentos y actividades de farmacocinética clínica. 
  • Llevar a cabo actividades educativas sobre cuestiones de su competencia dirigidas al personal sanitario del hospital y a los pacientes. 
  • Efectuar trabajos de investigación propios o en colaboración con otras unidades o servicios y participar en los ensayos clínicos con medicamentos. 
  • Colaborar con las estructuras de atención primaria y especializada de la zona.
  • Realizar cuantas funciones puedan redundar en un mejor uso y control de los medicamentos.

Para esta farmacéutica hospitalaria la diferencia principal son los clientes, el tipo de patologías que se atienden y ,por lo tanto, los medicamentos con los que se trabaja. En atención primaria se habla de patologías crónicas y en hospital de patologías agudas, graves y urgencias, la demanda es en el momento y los medicamentos muy específicos.

farmaciahospitalaria3

El puesto que ocupa Mª Ángeles desempeña es de gran responsabilidad, por ese motivo, continuar con su formación, alimentando los conocimientos se convierte en algo imprescindible. El desarrollo de nuevos medicamentos, los avances en farmacoterapia, los estudios sobre eficacia, eficiencia, interacciones, nuevas indicaciones, nuevos efectos adversos, etc… son continuos y a una velocidad vertiginosa. “Incluso con todos los avances en tecnología que permiten que nos llegue esta avalancha de información continuamente, uno sólo no puede estudiar y leer todo lo que sale”, apunta. Los seminarios, jornadas, cursos, talleres e incluso congresos, se convierten en los grandes aliados, y compañeros de viaje, en las trayectorias profesionales de los profesionales de la salud.

Nos interesamos por conocer la opinión de MªÁngeles por la situación a la que se enfrenta un profesional que quiere tener una farmacia en propiedad hoy en día, “el precio del traspaso de las farmacias ha caído desde el inicio de la crisis por diversos motivos: el descenso en la venta de medicamentos, la caída de márgenes por la bajada del precio de los fármacos y el aumento de los impagos de las Administraciones Públicas” expone. Pero, como nos explica, el precio sigue siendo alto, ya que la oficina de farmacia es un patrimonio y un negocio seguro, “siempre ha sido difícil acceder a una oficina de farmacia. Ha sido y sigue siendo un privilegio” afirma la farmacéutica.

Pero no se quedan ahí las opciones para los farmacéuticos que desean tener una oficina de farmacia, existe una posibilidad menos costosa, la farmacia de nueva apertura, pero que, como ocurría con la anterior, es complicado acceder a ella. “Para los recién licenciados es casi imposible. Una vez que el gobierno autonómico correspondiente convoque un concurso para adjudicación de farmacias nuevas, la baremación hace que para los recién licenciados sea prácticamente imposible” explica Mª Ángeles a Farmacias.com.

Para esta farmacéutica la labor del profesional de la farmacia esta reconocida por el sector y el público, aunque la figura del farmacéutico de hospital es poco conocida para la mayoría de las personas no vinculadas al mundo de la salud, ya que representan un porcentaje mínimo con respecto al total de farmacéuticos.

La formación del profesional de la Farmacia en España es para la farmacéutica del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria una de las más completas de Europa. 

Pero, como nos explica, la regulación de las farmacias en la Unión Europea es otro tema que sí presenta diferencias notables. “El modelo español de ordenación farmacéutica, no es perfecto al igual que el resto, es un tema complicado” apunta.

La especialidad de Farmacia Hospitalaria a nivel europeo es una de las más reconocidas, una labor que se “esconde” en las entrañas de los hospitales pero sin la que el engranaje de la cadena diaria de estos centros no podría sobrevivir. Una pieza fundamental que vela por la salud de todos.

¡Comenta en nuestro Foro!.


banner app Farmacias.com