Muchos sois los que en estos días empezáis a disfrutar de unas merecidas vacaciones en la playa y viene siendo muy común la exposición prolongada al Sol sin usar la debida protección.

Con ella, viene el peligro de acabar con quemaduras solares que traerán sus consecuencias:

La más inmediata es que te dolerá la piel y cualquier roce con las prendas de ropa hará que lo pases mal los días siguientes a la exposición. Nuestro cuerpo está formado en su mayor parte por agua, y cuando tomamos el sol, perdemos gran cantidad de este elemento.  Recuerda que debes hidratar bien la piel y aliviarla con frío.

Cuando terminamos de tomar el sol, tenemos que compensar esa pérdida de agua de la que os hablamos con el producto que nos va a asegurar la hidratación de la piel: el aftersun.

Aunque uses protector solar durante la exposición, puede que la piel no esté suficientemente protegida de las quemaduras, manchas cutáneas y enfermedades tan importantes en las que puede derivar como el cáncer de piel.

El aftersun ha sido elaborado para rehidratar la piel y ayudarla a mantener el equilibrio hidrolipídico del cuerpo. No es necesario que nos hayamos quemado para aplicarlo, sino que hay que hacerlo siempre, aunque no veamos ninguna irritación. Además, con el aftersun conseguirás que el bronceado perdure durante más tiempo, refrescando la piel y eliminando la sensación de calor.

Aquí te proponemos algunos productos de nuestras farmacias de confianza que te vendrán genial en caso de haber sufrido quemaduras ¡o para prevenirlas! ¡que es aún mejor!

Ver Protectores Solares

Ver productos Aftersun