Lo primero que hay que saber al empezar a hablar sobre esta guía de métodos anticonceptivos, es que no existe un método ideal que le vaya bien a todas las mujeres y hombres, de todas las edades y en todas las situaciones. Cada persona tiene que decidir tienen que decidir cuál es el método anticonceptivo más adecuado durante su etapa fértil.

Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de tomar esta decisión: el estado de salud, las condiciones personales, la frecuencia con la que se mantienen relaciones sexuales o la situación personal en la que se encuentre. Es importante estar bien convencido de querer utilizar los métodos anticonceptivos, saber bien cómo funciona y usarlo de manera correcta, por eso como siempre recomendamos la consulta de personal profesional.

preservativos durex farmacias.com

Diferentes tipos de métodos anticonceptivos

Podríamos decir, que en lo que a métodos anticonceptivos se refiere, podríamos clasificarlos en cuatro grandes grupos, cada uno con sus cosas buenas y sus cosas malas.

MÉTODOS DE BARRERA

Hablaríamos de todos aquellos métodos anticonceptivos que impiden que el esperma llegue al útero, evitando de esta manera la unión de óvulo y espermatozoide. Dentro de esta clasificación encontraríamos el preservativo masculino y femenino y el diafragma.

  • Preservativo masculino: conocido también como condón, se trata de una funda de goma de látex o poliuterano que se coloca sobre el órgano reproductor masculino, cubriéndolo totalmente de manera que los espermatozoides no puedan llegar hasta el óvulo. Como ventajas hay que destacar que también es el mejor método para prevenir las enfermedades de transmisión sexual (herpes, SIDA,etc), son de un solo uso y se pueden conseguir de manera sencilla en muchos lugares. Como inconveniente hay que advertir a los alérgicos al látex, para los que están disponibles en poliuterano.
  • Preservativo femenino: bastante menos conocido dentro de los métodos anticonceptivos que el masculino. Se trata de una bolsa de poliuterano o nitrilo que se coloca recubriendo totalmente la vagina. Dispone de un anillo interior para facilitar su colocación y otro exterior que cubre los genitales externos de la mujer. Las ventajas que tiene son las mismas que las del masculino, aunque es un poco más difícil de colocar y es poco estético ya que sobresale.
  • Diafragma: disco de látex que se coloca en el interior de la vagina horas antes de comenzar las relaciones, cubriendo el cuello del útero para impedir el paso de los espermatozoides. Es necesario buscar el asesoramiento del ginecólogo/a que se encargará de indicar las medidas necesarias de las 18 tallas disponibles, instrucciones de colocación y revisiones necesarias. No se puede quitar hasta que transcurran al menos 6 horas de la última relación con penetración y no debe dejarse colocado más de 24 horas por riesgo de infección. Tiene una vida útil de más de un uso.

DISPOSITIVO INTRAUTERINO

  • Diu: otro de los diferentes métodos anticonceptivos que existen. Se trata de un pequeño aparato disponible con diferentes formas, aunque el más común es en forma de T. Dentro de estos destacan dos grupos: los de cobre que dificultan el ascenso del espermatozoide para alcanzar el útero y dificultar su anidación; y el hormonal, que libera progestágeno para inhibir la ovulación. Debe ser colocado y retirado por un profesional médico y es necesario realizar controles periódicos. Puede permanecer colocado de 2 a 5 años sin perder efecto anticonceptivo pero la parte mala es que no previene de enfermedades de transmisión sexual.

MÉTODOS HORMONALES

  • Píldora combinada: se trata de una píldora que combina distintas cantidades de estrógenos y progestágenos que consiguen bloquear la producción y liberación de óvulos del ovario. Se presenta en estuches de 21 o 28 unidades y es muy segura desde el primer ciclo de pastillas. Mientras se cumple, es recomendable usar algún método de barrera. Debe ser controlado por profesionales sanitarios y nunca debe ser usado por mujeres que sufran de hipertensión arterial, afecciones cardiacas, diabetes o enfermedades hepáticas. Además, tampoco previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual.
  • Minipíldora: contiene solo progestágeno, aumenta la viscosidad del moco cervical para dificultar el paso de los espermatozoides. Se toma una píldora al día, sin dejar días de descanso y está especialmente indicada para aquellas mujeres que toleran mal los estrógenos. No hay problema por usarla durante la lactancia y ejerce un menor control sobre el ciclo menstrual que la combinada. Tampoco previene del contagio de enfermedades de transmisión sexual.
  • Anillo vaginal: otra opción más dentro de los métodos anticonceptivos hormonales. Se trata de un anillo de plástico flexible que se introduce en la vagina durante periodos de tres semanas, ya que se debe descansar para que se produzca el ciclo de sangrado habitual. Al contacto con la mucosa libera dosis muy bajas de hormonas que tienen un efecto similar al de las píldoras anticonceptivas. Se coloca de forma muy similar a un tampón hasta la posición en la que la mujer se sienta más cómoda. Se necesita una receta médica para su utilización y tampoco previene las enfermedades de transmisión sexual.
  • Implantes: pequeñas varillas de plástico flexible que se insertan bajo la piel, generalmente en el brazo, y liberan constantemente progestágeno. Sus efectos pueden durar hasta 3 años, y es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces. Está indicado para las mujeres que no puedan o quieran usar estrógenos, puede ser retirado en pocos minutos y tampoco previene de las enfermedades de transmisión sexual.
  • Inyectables: preparado anticonceptivo que se administra por vía intramuscular para que el organismo vaya absorbiendo poco apoco el progestágeno. Debe ser administrado por personal sanitario cada 3 meses. Tiene menos efectos secundarios que la píldora, puede producir cambios en la menstruación y tampoco protege frente a las enfermedades de transmisión sexual.
  • Parche transdérmico: libera hormonas a través de la piel, se coloca uno nuevo cada siete días, descansando la semana de la menstruación. Tiene menos efectos secundarios que la píldora y tampoco previene de las enfermedades de transmisión sexual.

MÉTODOS IRREVERSIBLES

Se trata de métodos anticonceptivos permanentes y que, una vez practicados, dificultan de manera muy alta el embarazo. En el caso de la mujer hablaríamos de la ligadura de trompas o esterilización tubárica y, en el caso de los hombres, de la vasectomía. Métodos quirúrgicos que dificultan la producción de espermatozoides o de óvulos.

Estos son los métodos anticonceptivos que se podrían denominar seguros, fiables y comprobados. Existen en el mercado algunos otros métodos como esponjas o creencias, como el método del calendario, que no están comprobados. Desde Farmacias.com te recomendamos que consultes siempre con personal sanitario profesional para ver cuál de estos métodos anticonceptivos es más eficaz para tus necesidades. Y, muy importante, recuerda que si las relaciones sexuales no son con tu pareja habitual, es recomendable el uso de algún método de barrera para evitar los contagios de enfermedades de transmisión sexual.

preservativos durex farmacias.com


banner app Farmacias.com

Otros artículos que te pueden interesar:

- Adicción al sexo: qué es y cómo tratarla

- Los mitos del orgasmo

- Anorgasmia: relaciones sin final feliz