Para no comprar cremas y otros tratamientos a ciegas, y que estos sean efectivos, es fundamental saber qué tipo de piel tenemos. Pero, la pregunta es: ¿Sabes cuál es la tuya? Que levante la mano quien tenga una ligera idea, pero, no lo sepa con total seguridad.

Descubrirlo es mucho más fácil que ir probando cremas hasta dar con la nuestra, teniendo en cuenta el desembolso de dinero que supone.

Cómo saber cuál es tu tipo de piel

Venga, vamos a salir de dudas. Conocer tu tipo de piel es tan sencillo como seguir los siguientes pasos, que nos presenta la marca Uriage en su web. Lo primero que debes hacer es lavar tu cara con agua templada y dejarla secar, ¿Qué puede ocurrir entonces?

1. Si la piel se ha quedado tirante, es porque tienes la piel seca. Otro signo importante es que no identifiques bien los poros de tu piel.

2. Si podemos percibir una serie de brillos, y al tocar la frente se siente un poco grasienta, es porque tienes la piel grasa. Al contrario de lo que sucede en las pieles secas, en las grasas, se identifican los poros con mucha facilidad.

3. Otro tipo son las pieles mixtas. Los brillos se aprecian en lo que conocemos como “zona T”: frente y nariz, sin embargo, el resto del rostro es tirante. Es una combinación de ambas.

4. También puede ocurrir que al realizar este “experimento” no tenéis ninguno de los síntomas de los que os acabamos de hablar. Si te sucede esto, es porque tienes la piel normal.

tipos_de_pieles

A la hora de adquirir una crema u otro tratamiento pueden entrar en juego otros factores como la sensibilidad al sol, al frío, a algún producto en particular, etc.

Si hay algo que compartan los diferentes tipos de piel (seca, grasa, mixta y normal) es que tienen que estar perfectamente hidratadas. Sin embargo, conocer todo esto es más importante a la hora de la higiene o de la aplicación de tratamientos.

Para salir de dudas completamente, puedes realizar este test.

Consejos para la piel seca

Para su buen estado, es importante tener una dieta saludable y beber al menos dos litros de agua cada día. También usar cremas con SPF, y complementar las cremas hidratantes con sérum. Los productos con aceites naturales son los más adecuados.

Consejos para la piel grasa

Las pieles grasas producen más cantidad de sebo, de ahí su aspecto graso. Para reducirlo en la medida de lo posible, es necesario aplicar productos especiales anti-bacterianos para limpiarla. Así devolverás su equilibrio natural.

Consejos para la piel mixta

Antes de emplear productos para el cuidado facial, tienes que realizar una buena limpieza, la cual debes llevarla a cabo con agua tibia. No olvides aplicar tu crema hidratante de forma constante, y emplear tratamientos específicos para pieles mixtas.

Consejos para la piel normal

Exfolia tu piel con productos suaves, una o dos veces por semana, con el fin de eliminar impurezas y las células muertas. Para estimular la circulación, puedes realizar masajes suaves, y cuidar el contorno de los ojos con cremas específicas para ello.

Tu farmacéutico es un buen consejero para conocer qué tratamientos son los más adecuados para tu rostro. Visita la farmacia más cercana gracias a nuestra APP, o consigue tus productos de cosmética facial.

banner app Farmacias.com

Otros artículos que te pueden interesar:

¿Dormir con maquillaje envejece la piel?

Cómo tratar la piel grasa

Nuevos medicamentos contra el cáncer: piel y páncreas