Según ha anunciado el Gobierno de España, las pruebas del VIH para proceder a su autodiagnóstico ya se podrán comprar directamente en las farmacias sin necesidad de disponer de una prescripción médica, tal y como se acordó en el Consejo de Ministros. En concreto, se ha aprobado un real decreto por el que se modifica la actual legislación de los productos sanitarios para diagnóstico “in vitro”. Con esta modificación, se elimina la necesidad de contar previamente con una prescripción para la venta de estos productos para realizar la prueba del VIH. Las empresas que se muestren interesadas en proceder a la comercialización de estos productos en España, deberán realizar unos trámites de comunicación con la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS). Tendrán que tener preparados los etiquetados especiales para la prueba del VIH junto a las instrucciones en español. Además, también han anunciado que se podrá proceder a la realización de publicidad dirigida al público de estos productos.

La prueba del VIH como otras pruebas de autodiagnóstico

Por tanto, estas pruebas del VIH se unen a la misma categoría que las pruebas de autodiagnóstico como son las pruebas de embarazo o fertilidad, que desde hace tiempo ya se encuentran en esta situación. Aquellas personas que estén interesadas en realizarse la prueba del VIH ya lo podrán hacer desde su propia casa, sin la necesidad de desplazarse a ninguno de los centros que ya realizaban este tipo de pruebas. La prueba, que según el Ministerio rondará los 30 euros y se puede comprar aquí, consiste en tomarse una muestra de sangre sin la ayuda ni la intervención de profesionales sanitarios, solo hay que seguir las instrucciones. Los resultados que determinen si la persona ha podido ser infectada tardarán unos 15 minutos en aparecer. No es necesario que se proceda al análisis estando en ayunas, deberá conservarse en un ambiente entre 18º y 30º y solo podrá ser utilizado por una persona. La prueba del VIH cuenta con una sensibilidad del 99,5%, pero desde el Ministerio se aclara que el hecho de contar con un resultado positivo en este test no quiere decir que la persona esté infectada por VIH, ya que a pesar de la sensibilidad con la que cuenta el dispositivo, el positivo debe ser confirmado por un laboratorio clínico mediante la realización de un segundo examen. Los expertos también nos recuerdan que en los casos en los que la prueba del VIH arroje un resultado negativo, pero se hayan llevado a cabo conductas de riesgo en los meses anteriores, es necesario repetir la prueba tres meses después. Esto se debe al llamado periodo ventana, durante el cual a pesar de haber sido infectada la persona, todavía no se han producido los anticuerpos contra el virus, que es lo que este test detecta.

Mejorar el diagnóstico del VIH

Según datos del propio Ministerio de Sanidad, hay entre 140.000 y 145.000 personas con VIH, o virus de la inmunodeficiencia humana, cuya infección puede desembocar en el síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida o SIDA. Pero la preocupación radica en que se estima que casi un 20% de estas personas no están diagnosticadas. Por ello se intenta liberar la venta de la prueba del VIH, evitando así que se produzca una detección tardía de la infección y conseguir disminuir la mortalidad asociada. Al eliminar la necesidad de contar con una prescripción para poder comprar la prueba del VIH, las farmacias lo podrán poner a disposición de sus clientes a través de internet. banner app Farmacias.com También te puede interesar:

- Farmacias que hacen la prueba rápida del VIH.

- Un anillo vaginal previene el VIH.

- VIH: una píldora podría poner fin a su contagio.