En muchas ocasiones escuchamos decir a las mujeres que acaban de ser mamás, que sin saber por qué, de una forma u otra su intuición les habla, y les muestra qué es lo mejor para su pequeño. Ahora, un estudio, dirigido por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona y el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas, podría haber encontrado la respuesta: el embarazo modifica el cerebro de la mamá.

En esta investigación se ha reflejado por primera vez cómo la maternidad, y más concretamente la gestación, provoca alteraciones en el cerebro que se prolongan en el tiempo, ¿Con qué fin? Pues probablemente con el de mejorar la capacidad de protección, así como la de relacionarse con el bebé.

¿Qué cambios se producen en el cerebro durante el embarazo?

Para llegar a esta conclusión, los investigadores han comparado la estructura del cerebro de las mujeres antes y después de estar embarazadas por primera vez. Este estudio, que se ha publicado en la prestigiosa revista científica Nature Neuroscience, ha sido el primero en reflejar que estos cambios se mantienen a largo plazo, exactamente hasta dos años después de haber dado a luz.

Analizando las imágenes de resonancias magnéticas han observado cómo en el caso de las mujeres embarazadas por primera vez, se reduce el tamaño de la materia gris, en aquellas zonas que están implicadas las relaciones sociales. Cuando la mamá ve la imagen de su bebé, parte de estas regiones se activan. Esos cambios podrían corresponder a una especialización del cerebro para enfrentarse a todos los retos que supone la maternidad.

Esta investigación ha sido capaz de determinar sin ningún tipo de duda si una mujer había estado embarazada o no, dependiendo de los cambios que se habían producido en el volumen de estas áreas del cerebro, pudiendo predecir incluso el grado de vínculo con su bebé, después del parto.

También se han tenido en cuenta algunas variaciones en embarazadas por tratamientos de fertilidad, con otras que lo habían hecho de forma natural, observando que esta reducción de la sustancia gris ha sido prácticamente idéntica para los dos grupos.

El Dr. Ballesteros, director de IVI Barcelona y colaborador de este estudio, explica que esto se trataría de una reestructuración del cerebro con finalidades adaptativas, para incrementar la sensibilidad de la madre para detectar, por ejemplo, rostros amenazantes, o reconocer el estado emocional de su pequeño.

Si estás embarazada y quieres los mejores productos para tu bebé, los puedes encontrar en tu farmacia de confianza. Encuentra la más cerca con nuestra APP.

banner app Farmacias.com

Otros artículos que te pueden interesar:

Cuida tu suelo pélvico en el embarazo

Náuseas en el embarazo, señal de salud

Mi hijo tiene fiebre, que no cunda el pánico