¿Alguna vez has escuchado a alguien decir: estoy enganchado a esa comida? ¿Conoces a alguien que no pueda parar de comer cierto tipo de alimento, aunque sepa todas las consecuencias negativas para su organismo? Puede parecer broma, pero según un estudio presentado por la revista Plos One, hay alimentos que son capaces de convertirse en adictivos para algunas personas.

La razón es más simple de lo que se podría pensar, ya que estos alimentos lo que hacen es actuar directamente sobre el cerebro, concretamente en la misma que suelen actuar las sustancias estupefacientes, y por eso se puede crear una sensación parecida, al comer depende de que alimento, que al de consumir algún tipo de droga.

Da igual que sepamos de sobra que no es bueno abusar de ellos, que engordan o que incluso pueden sentar mal al llegar al estómago, una vez se da el primer bocado, se corre el riesgo de no ser capaces de volver atrás. Pero ¿son todos los alimentos igual de adictivos? Pues por supuesto que no.

Hay que resaltar que los alimentos más adictivos son aquellos con contienen un alto porcentaje de azúcar o grasas. En caso de que lo que a ti te guste sea el pavo a la plancha o el brócoli, puedes respirar con tranquilidad, simplemente te gusta esa comida, ya que este tipo de alimentos no contienen sustancias capaces de actuar sobre dicha zona del cerebro.

Dentro de este estudio sobre los alimentos más adictivos nos explican que realmente todo esto es normal. Cuando una persona tiene hambre, va a buscar la comida más calórica que pueda, y estas son las que contienen azúcares y grasas, capaces de satisfacer el apetito de manera más rápida y con una mayor intensidad.

Los 5 alimentos más adictivos

Pizza: no te lo vas a creer, pero resulta que la pizza es capaz de calmar nuestro cerebro. Un estudio realizado por el Departamento de Dermatología de la Universidad Ludwig-Maximilian, en Múnich, Alemania demostró que el queso que lleva uno de los platos típicos de la comida italiana, a la cabeza en la lista de los alimentos más adictivos, contiene casomorfinas, una sustancia que es capaz de proporcionar calma al cerebro, similar a lo que pueden provocar la heroína o la morfina.

Chocolate: seguro que este puesto de los alimentos más adictivos sorprende a poca gente. Como hemos explicado antes, todo aquello que contenga un alto porcentaje de azúcar, o grasa, es mucho más susceptible de poder ser uno de los alimentos más adictivos. Y, claro, depende de que porcentaje de cacao (mientras más porcentaje, menor cantidad de azúcar añadido llevará) contenga el chocolate, puede ser mucho más peligroso o no.

Patatas fritas de bolsa: una bomba en lo que se refiere a azúcares y grasas. Y como comentábamos antes, cuando tenemos hambre es lo más fácil de comer. Tan solo hay que abrirla, coger unas patatas y nuestro cerebro comenzará su peculiar proceso. ¿No te ha pasado nunca que cuando coges una ya no puedes parar? No eres la única persona a la que le ha pasado.

Galletas de chocolate: según hemos ido viendo, no sorprende que un alimento así esté en el número cuatro en la lista de alimentos más adictivos. Y, es que, la combinación de azúcares que contiene este snack, que tanto le gusta a los más pequeños, es capaz de activar nuestro sistema de recompensa de manera muy rápida.

El helado: uno de los alimentos preferidos de niños y adultos, sobre todo en las épocas de verano. Pues, hay malas noticias, ocupa el puesto número cinco de la lista de alimentos más adictivos. ¿A que sabes por qué? Sí, de nuevo el azúcar que es capaz de activar la zona de nuestro cerebro que se encarga de la recompensa.

Como hemos hablado muchas veces en nuestra sección de nutrición, hay que intentar huir a toda costa de los alimentos que contengan azúcares añadidos, aunque es evidente que a todos nos gusta darnos un capricho. Pero hay que tomárselo como eso, un capricho, y consumirlos con responsabilidad y cabeza. Sobre todo los niños, que aún tienen su sistema en formación.


banner app Farmacias.com

Otros artículos que te pueden interesar:

- Excesos navideños: 10 trucos para combatirlos

- Alimentos procesados: 5 motivos para evitarlos

- Remedios con cúrcuma: la salud hecha especia